Como han dicho, el ginecologo no te mira y grita ¡Himen a la vista! sino que, por decirlo de algun modo, echa un ojo dentro para ver si está. De todas formas que no tengas el himen no significa que no seas virgen.
Tu niegalo siempre y al final se lo creeran.