Pues lo principal es que estés muy excitada y que lubriques bien la zona. También ayuda un aparato que venden en los sex shops que tiene forma de cono que sirve para ir acostumbrando el ano. Y que tu chico sea cuidadoso, muy cuidadoso.