Yo voy al podólogo cada cierto tiempo. Cuando veo que me salen durezas voy y me deja los pies y las uñas preciosos y con la piel como la de un bebé

Suelo ir antes de navidad y antes del verano, pero este verano no he necesitado ir porque no me han vuelto a salir las durezas durante el invierno. Y no es caro, la verdad. No recuerdo bien, pero sé que a 20€ no llega.