Práctica.

Los zapatos tan altos si son tu número no deberían salirse a no ser que no sepas andar con ellos, entonces la inercia hace que tu cuerpo vaya hacia alante y el talón se salga.

Piensa que si no no los habrían inventado y nadie se los compraría.