Yo siempre me lo he hecho en casa con cera tibia, al principio dolía, pero te acabas acostumbrando y es bastante automático, además vale la pena porque tarda en salirte otra vez y queda la piel más suave. Han vuelto a sacar ahora la Taky, que es una rosita de microondas que va de lujo, y si no está la veet de color azul que también va muy bien.