No tiene nada que ver. aunque por experiencia propia no puedo hablar, porque a mi el chocolate no me hace mucha gracia.