Transformers es, ni más ni menos, lo que uno puede esperar de un blockbuster veraniego de este tipo, y más si viene dirigido por Michael Bay y producido por Spielberg. Engañar no creo que engañe a nadie. A mi me resultó muy entretenida, sus dos horas y media se me pasaron volando, y el espectáculo esta garantizado. Puede que sobran determinadas partes cómicas referentes a personajes secundarios, algo típico en el cine de Michael Bay, pero otras funcionan muy bien (la de la casa y los robots escondiéndose). Lo dicho, una peli para pasar un buen rato en el cine, a ser posible con una pantalla inmensa y sonido a todo meter.

Ser cinéfago, según John Trent. Edición Especial: Todo lo que tiene que ser un blockbuster veraniego: Transformers