Paradigmas (psicología)

  1. #16
    Profesor de Pociones
    Registrad@ el
    25/12/2008
    Localidad
    El Reino de los Gatos, con Totoro
    Sexo
    Chico
    Edad
    25
    Mensajes
    11.294
    Agradecido
    21 veces
    Temas
    256
    Yo me referia a que estaba mal que yo te dijese eso, porque yo tampoco lo hago.

    Dice que pegues lo que pone en el word: Seleccionas y pegas en un post aqui.
    Aunque igual el formato cambia... a saber, quiza no puedas.
    Tu no rellenes nada en Megaupload, solo lo minimo, intenta darle siempre a avanzar, es muy intuitivo (hace mucho que no subo nada, asi que yo no se guiarte ahora xD).
    Tienes otras alternativas, aunque rapidshare es, en mi opinion, una mierda ahora que han subido el tiempo de espera.

  2. #17
    Avatar de Whitsnak_loka *´[Vivô d3 Lä L0küRã]´*
    Registrad@ el
    05/04/2007
    Sexo
    Chica
    Edad
    26
    Mensajes
    755
    Agradecido
    8 veces
    Temas
    163
    Nombre y apellidos: ALICIA GARCIA CORDERO

    Fecha tope de entrega: Martes, 20 de Octubre de 2009.


    Paradigmas en Psicología



    (Ejercicio puntuable como asignación individual)


    A continuación se presentan tres casos. Cada uno de ellos se aborda desde un paradigma diferente. Léelos detenidamente y contesta las preguntas que se presentan al final del documento.


    CASO 1

    E.P. tenía fobia a los perros. Lo fascinante de este caso era la frecuencia con que las asociaciones de perros surgían en relación con el padre, con la madre y con el mismo E.P. El determinante más importante de su fobia era el conflicto relacionado con el complejo de Edipo. Había recibido de su madre demasiadas muestras de afecto, más de las que podría haber asimilado durante la etapa fálica de su desarrollo. Durante 6 meses su padre realizó un largo viaje de negocios al extranjero y E.P. pudo estar sólo con su madre, aprovechando la ocasión para dormir en la cama con ella y “poseerla”. Esto aumentó su atracción hacia su madre, y la hostilidad hacia su padre. Aunque sentía auténtico afecto hacia su padre, le consideraba como un rival a la hora de ganar el afecto de la madre.

    Con el retorno del padre a casa, el resentimiento de E.P. hacia su padre aumentó. El niño trató de suprimirlo mediante un afecto exagerado. Finalmente llegó a una solución ingeniosa del complejo de Edipo: su madre y él serían los padres de los niños y su padre sería el abuelo. Así, “el pequeño Edipo” había encontrado una respuesta más satisfactoria que la prescrita por el destino. En lugar de apartar a su padre de su camino, le concedió el papel de abuelo, lo que permitiría a E.P. casarse con su propia madre. Pero semejante fantasía no era del todo satisfactoria y E.P. seguía sintiendo una gran hostilidad hacia su padre. La causa precipitante de su fobia fue un perro que encontró caído en el suelo. En aquél momento, E.P. sintió el deseo de que su padre tuviera una caída semejante y muriera a causa de la misma. Había proyectado en el padre su hostilidad hacia él mismo y le había simbolizado en el perro que, malherido en el suelo, le quería morder. E.P. temía a su padre y simbolizaba ese miedo en el perro porque él mismo había alimentado deseos celosos en contra de su padre. Temía que el perro le mordiese por haber deseado la caída de su padre y por las noches imaginaba que el perro entraba en su habitación, justo cuando sus fantasías edípicas eran más fuertes.

    El miedo a ser mordido por perros era una representación simbólica del miedo al padre que le iba a castigar por los deseos perversos que tenía hacia él. E.P. logró vencer la fobia gracias a la ilustración sexual por parte de su padre. Aunque E.P. se resistió a aceptarla y al principio aumentó su angustia de castración, después constituyó un trozo de realidad útil a la cual pudo agarrarse. Por otro lado, el análisis realizado fue útil para traer a la conciencia algo que había permanecido en el inconsciente. Por último, el interés y la permisividad del padre facilitaron la resolución del complejo de Edipo y la identificación paterna del niño, mitigaron sus deseos de rivalizar con el padre y la angustia de castración.


    CASO 2

    J.C. es un niño de ocho años que muestra conductas agresivas y violentas en casa. Protesta y pega a su hermana y a sus padres cada vez que no le permiten ver los programas de televisión que se le antojan en cada momento. Chilla y grita cuando tiene sobre la mesa una comida que no le gusta. Arremete a patadas contra su madre cuando ésta se niega a comprarle chucherías, etc. La respuesta habitual de los padres y de su hermana en estos casos es acceder a sus peticiones: se le permite ver siempre su programa favorito, se le retira la comida que no le gusta sustituyéndola por un plato de patatas fritas (su comida favorita), se le compra las tan ansiadas chucherías, etc. Ante semejante panorama, los padres se decidieron a llevarlo a una consulta psicológica.




    Las primeras cuatro sesiones se dedicaron a la observación de la conducta del niño. Se desarrolló un instrumento de registro observacional para los padres en el que fundamentalmente se prestaba atención a la conducta agresiva y a la conducta cooperativa de J.C. De la misma forma, se trató de recoger los estímulos antecedentes a dichas conductas, así como las respuestas de los otros (hermana y padres) ante éstas. Este tipo de respuestas eran presumiblemente los eventos que estaban afectando a la tasa de emisión de las conductas de J.C. Los psicólogos pidieron a los padres que no prestasen atención ni aprobación a las conductas agresivas del niño y que, en cambio, reforzasen positivamente los comportamientos adaptativos de J.C. A los padres se les entrenó en los principios básicos del aprendizaje y se les instó a que cambiasen ciertos hábitos. El terapeuta dedicó algunas sesiones a modelar las conductas de J.C. y creó un sistema de fichas: J.C. recibía un punto por cada comida que no le gustara y que, sin embargo, ingería o por cada vez que negociaba correctamente con su familia qué programa de televisión iban a ver. Los puntos que conseguía eran acumulativos y los podía cambiar a la larga por una serie de premios previamente establecidos. A lo largo de la terapia, el psicólogo fue comprobando la efectividad de la terapia a través del cambio en la tasa de conductas agresivas de J.C.


    CASO 3

    La señora M.J.F., de 56 años y nivel educativo más bien escaso, acudió al Centro de Salud mental porque últimamente las relaciones con su hijo, su marido y sus vecinos están siendo muy difíciles. Sus vecinos no paran de molestarla con ruidos que no la dejan dormir. Su marido cree que se está volviendo loca porque él no escucha nada por las noches y su hijo sale de casa cada vez que ellos discuten por este tema y no quiere saber nada del tema. M.J.F. se siente tremendamente frustrada y piensa que toda su vida se está desmoronando por causas que no puede controlar.

    Acudió a 50 sesiones terapéuticas durante un año. El informe del terapeuta la describe como una persona muy sensible, perseverante en sus objetivos, honesta con sus limitaciones y dispuesta a enfrentarse a sus problemas. Al principio de la terapia el terapeuta consideraba que M.J.F. era un ama de casa que no tenía otra cosa que encontrar problemas donde no los había, con una vida vacía y vulgar, pero poco a poco se fue despojando de sus propios prejuicios y empezó a sentir admiración por su capacidad de lucha y su resistencia al sufrimiento. Acabó sintiendo verdadera admiración por ella gracias a su sensibilidad y su tesón. M.J.F. quería encontrarle sentido a su vida y volver a sonreir. El terapeuta se centró en intentar comprender a su paciente, valorar sus vivencias y manifestarle su aceptación. Se estableció entre ellos una relación de comprensión y apoyo que facilitó que la paciente tomase conciencia de los sentimientos que ella misma había impedido que salieran a la luz. En una de las sesiones, ya bastante avanzada la terapia, M.J.F. se dio cuenta de que sentía verdadero terror a hacer daño a los demás:

    M.J.F.: A menudo he pensado en hacer cosas terribles, me siento fatal por ello (llora)… En realidad no sería capaz de hacerlo, pero si alguien se enterara… ¡Quiero desprenderme de esta amargura! Da igual lo difícil que sea, lo conseguiré…

    Terapeuta: (con tono suave y conciliador) Te sientes tremendamente mal porque experimentas que esos pensamientos son verdaderos deseos de atacar a los demás y por eso no debes manifestarlos, por eso los has recubierto de amargura. Es preferible asimilar esos pensamientos antes que sentir tal angustia. Parece que estás asumiendo que haces daño a los demás cuando en realidad solo has tenido pensamientos hacia hechos de tu vida o personas de tu entorno.

    M.J.F.: No sé… Nunca fui consciente de todo esto… Es como si mirase dentro de mí y lo viera todo con más claridad… Estoy rescatando cosas que siempre han estado ocultas agobiándome…

    Al principio M.J.F pensaba que la terapia no le estaba ayudando en nada. Ella tenía la responsabilidad de elegir el tema en cada una de las sesiones y el terapeuta no parecía aportar nada en absoluto. Pero con el tiempo fue desarrollando una relación más estrecha con él y surgió un sentimiento de comprensión mutua. Al finalizar la terapia M.J.F. no había solucionado todos sus problemas, pero había hecho grandes progresos. Se sentía libre, auténtica, dispuesta a ser feliz, a aceptarse a sí misma sin prejuicios, a valorarse debidamente. Decidió separarse de su marido y centrarse en mejorar la relación con su hijo. Encontró un trabajo como limpiadora en un hospital que le permitía ser independiente económicamente y estaba pensando ahorrar para cambiarse de vecindario.

    Contesta a las siguientes preguntas:


    1. Identifica cada texto con el paradigma psicológico correspondiente:


    Psicoanálisis
    Caso_1_
    Fenomenología
    Caso_3_
    Cognitivo-conductual
    Caso_2_



    2. Extrae de cada caso 3 palabras clave que pongan de manifiesto el paradigma teórico al que hacen referencia y defínelas brevemente (utiliza para ello todo el espacio que estimes necesario):



    Caso


    Palabra clave


    Define brevemente el significado de esa “palabra clave” dentro del paradigma al que corresponde


    1


    1

    Etapa fálica: es una de las fases pulsionales de las teorías de Freud, en el que se madura las zonas genitales y se centra más en ellas.

    2

    Complejo de Edipo: es la atracción sexual inconsciente que siente el niño hacia la madre.

    3

    Inconsciente: es la parte profunda de la persona en el que aguardan las experiencias reprimidas dificultando que afloren en el área del consciente.

    2


    1

    Observación conductual: es la observación de la persona entera, para saber y averiguar que proyecto, que atenciones necesita en este caso, el investigador no interviene en este caso.

    2

    Estímulos antecedentes:

    3

    Refuerzo positivamente: incremento de la probabilidad de que se repita la conducta buscando un hábito en vez de utilizar el castigo.

    3


    1

    Conciencia: es la realidad tal y como muestra el paciente en cada fenómeno.

    2

    Compresión y apoyo: empatia del terapeuta con el paciente.

    3

    Terapia:



    PD: los cuadros en el que he escrito palabras claves (creo que pueden estar bien y si no corregidme)....no se si estan bien o no....
    Espero que podais leerlo

    EDITO : EL CUADRO NO SALE BIEN.....PERO LO VOY A CAPTURAR ...

    http://img26.imageshack.us/img26/4827/paradigmas.jpg
    ..ѕιи тυ αмσя, ѕσу υи мσитóи ∂є ¢σѕαѕ мєиσѕ уσ...




  3. #18
    Profesor de Pociones
    Registrad@ el
    25/12/2008
    Localidad
    El Reino de los Gatos, con Totoro
    Sexo
    Chico
    Edad
    25
    Mensajes
    11.294
    Agradecido
    21 veces
    Temas
    256
    Creo que tienes que clasificar los casos, debes haber visto en clase un ejemplo representativo de cada uno de estos, o bien haberlo leido.
    Creo que no puedo decirte nada que no sepas ya, solo meros retazos de cosas que he leido u oido...
    ¿No se te ocurre ningun hilo del que tirar?

    PD: Infiero que tu has definido los terminos, ¿Estas segura de que la atraccion hacia la madre es sexual cuando se habla de complejo de edipo refiriendose a la etapa de madurez? Por lo que he leido, es mas bien una dependencia emocional. Pero no me tengas muy en cuenta, es algo que me suena.

Página 2 de 2 PrimeraPrimera 1 2

Permisos de tu Usuario

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes publicar respuestas
  • No puedes adjuntar archivos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
  • El código BB está activado
  • Los emoticonos están activados
  • La etiqueta [IMG] está activado
  • La etiqueta [VIDEO] está activado
  • El código HTML está desactivado
  • Los Trackbacks están desactivados
  • Los Pingbacks están desactivados
  • Los Refbacks están activados
  • Temas similares

    1. Psicología
      Por Terpsícore en Aula eK
      Respuestas: 10
      Último mensaje: 29/12/2008, 16:33
    2. Psicología
      Por PuCkA en Aula eK
      Respuestas: 26
      Último mensaje: 05/04/2008, 15:26
    3. psicología
      Por *_MieL89_* en Aula eK
      Respuestas: 9
      Último mensaje: 12/12/2006, 19:44
    4. Psicología
      Por IrinA* en Aula eK
      Respuestas: 46
      Último mensaje: 30/09/2006, 14:28
    5. Carrera de Psicología
      Por Luke en Foro General
      Respuestas: 41
      Último mensaje: 27/06/2004, 22:02