En magisterio hay de todo. Hijos de puta, putas y gente maja.