En general, vivimos en un país que no tolera demasiado ese tipo de cosas, se prefiere la buena imagen de cara al público que poder ser uno mismo cómo es. Creo que lo llaman dar una imagen neutra al cliente.

Al menos yo, apenas en mi vida habré visto un profesor con rastas y a alguna enfermera con piercing. Y más de una vez a un amigo por llevar el pelo largo, le han dicho que tenía que cortarselo si quería trabajar ahí...