http://www.eldiario.es/turing/Comisi...165183702.html

Una coalición de empresas que agrupa a Microsoft, Nokia, Oracle y varios proveedores de servicios de red bajo el nombre de FairSearch han comenzado a ejercer presión sobre la Comisión Europea para que restrinja la distribución de software libre con la excusa de que este afecta a la libre competencia.

La trayectoria constante de este grupo ha sido la de tratar que la Unión Europea obligara a Google a variar el algoritmo y los resultados de sus búsquedas para ofrecer resultados en los que la relevancia y orden de estas permita a la competencia aparecer bien situada. El paso adelante del grupo ha sido en esta ocasión atacar a Android y de paso al Software Libre en su alegato a favor de la "libre competencia".

La Fundación de Software Libre de Europa (FSFE) ha reaccionado al último movimiento de dicho grupo con una carta abierta a la Comisión Europea en la que emplazan a sus miembros a que reclamen su papel de árbitros de la competencia y no favorezcan un modelo de negocio restrictivo que supone la petición de FairSearch, a la que consideran absurda, tendenciosa y fuera de lugar.

En dicha carta, la FSFE insta a la Comisión a considerar los hechos adecuadamente antes de aceptar las alegaciones presentadas por el grupo de presión. En palabras de Karsten Gerloff, presidente de esta fundación, "el software libre es una bendición para la humanidad. La única cosa que es peligrosa es el modelo de negocio de Microsoft, irremediablemente obsoleto y restrictivo".

Entre los aspectos más destacados por la FSFE para la defensa del Software libre destaca la pretensión de FairSearch de restringir la distribución de este para potenciar la de uno propietario, bloqueado y sujeto a las restricciones de empresas privadas que carga de sobreprecios a administraciones y entidades públicas sin suponer ninguna diferencia objetiva frente a las alternativas abiertas.