Finalmente han salido bastante airosos los chinos. Unos juegos olímpicos son un espectáculo demasiado grande para que ningún boicot o propaganada le haga sombra...pero vaya!! que no hay que callarse, era el momento oportuno, y permitir lo hipócrita de la elección de ese país como representante del "espírito olímpico".

UNa cosa que me preocupa, por la cuenta que me trae, es el trabajo que hayan relaizado las autoridades chinas para la organización de su equipo paraolimpico...no quiero ni imaginar el trabajo que deben haber realizado con ellos, si es que tienen (con un hijo por pareja quien va quedarse uno así!!)