¿Creíais que se había acabado?

ESTATUTO CATALUÑA (Resumen)
Maragall opina que esfuerzo Estatut no ha valido la pena y genera críticas Barcelona, 25 abr (EFE).- El ex presidente de la Generalitat
Pasqual Maragall ha generado polémica al opinar que, visto desde la
perspectiva de hoy, tanto esfuerzo para reformar el Estatut "no
valía la pena", afirmación que le ha valido las críticas del
presidente catalán, José Montilla, del PSC y la mayoría de partidos.
Maragall, que en los últimos meses se ha mantenido al margen de
la vida política catalana, ha vuelto a convertirse en protagonista
al comentar, en una entrevista que publica el diario italiano
"Europa", que fue "un error" hacer esa reforma en vez de cambiar la
Constitución.
En esa entrevista, Maragall opina que, con la reforma del
Estatut, "por un lado obtuvimos lo que parecían las cosas más
importantes, el reconocimiento de las competencias, por otro
cambiamos el contenido de la política social, de la política urbana
y administrativa con una devolución interna a Cataluña muy
importante", indica.
Pero agrega: "Creo que cometimos un error: proyectar la reforma
del Estatut en vez de una reforma de la Constitución. ¿La reforma de
la Constitución es imposible? Sí, probablemente, pero también la del
Estatut ha sido imposible".
En este sentido, Maragall señala que el Estatut "está vigente,
pero de forma provisional, ya que hay un recurso ante el Tribunal
Constitucional".
Maragall se plantea si visto desde la perspectiva de hoy "¿valía
la pena tanto esfuerzo?. 287 artículos, especificar las competencias
de Cataluña una por una en cada campo, la economía, la justicia...".
"No, yo creo ahora que no valía la pena", porque es "un Estatut
que aún no es del todo estable", opina Maragall, que recuerda que
"fue aprobado en Cataluña, fue aprobado por el Parlamento español y
por el Senado, con muchas modificaciones, pero aún así hay un
recurso y pasarán años".
Los comentarios de Maragall, actual presidente de los socialistas
catalanes, no han sentado bien en el ejecutivo catalán ni en su
propio partido.
Tras conocer las declaraciones, Montilla ha afirmado "no tener
mucho interés en hacer de historiador", y le ha recordado que la
reforma, que Maragall impulsó en su presidencia, "obliga a todos".
"Ahora lo que tenemos por delante es un Estatut aprobado, que es
una ley vigente, una ley que obliga a todos, al gobierno de Cataluña
primero, al Gobierno de España, y lo que hay que hacer es
desarrollarlo", ha agregado Montilla.
Más explícito ha sido en su crítica a Maragall ha sido el
portavoz adjunto del PSC en el Parlament, Joan Ferran, quien ha
puntualizado que el PSC "respeta" las opiniones de su presidente,
"pero no las comparte".
La sentencia de Maragall ha dejado "perplejo y sorprendido" al
presidente de CiU, Artur Mas, que ha dicho que sus palabras son
"contrasentido" viniendo de un "impulsor" del Estatut.
El único partido que ha dicho "compartir" la tesis de Maragall de
que el esfuerzo del Estatut "no valió la pena" ha sido ERC, que
pidió el 'no' en el referéndum del Estatut.
Aún así, el portavoz en el Parlament, Joan Ridao, ha subrayado
que la reforma de la Constitución era "inviable" cuando se planteó
un nuevo Estatut.
Por su parte, el portavoz parlamentario del PP catalán, Francesc
Vendrell, cuyo partido también se opuso al Estatut, aunque por
razones totalmente opuestas a las de ERC, ha aprovechado para
denunciar la "irresponsabilidad" de Pasqual Maragall por impulsar el
Estatut y ahora hacer estas declaraciones.
Una de las reacciones más contundentes de la jornada contra
Maragall ha venido de las filas de ICV-EUiA, uno de los partidos que
más ha defendido la reforma del Estatuto de 1979.
El portavoz de este grupo, Jaume Bosch, ha apuntado que las
declaraciones de Maragall pueden deberse a que "quizá en el fondo
está pensando que, si no se hubiese impulsado el proceso del
Estatut, aún sería presidente de la Generalitat". EFE
(copiado y pegado de ELPAIS.com - Lo Último )

Como dije anteriormente con Aznar, los niños y los borrachos nunca mienten.