A mí no me molesta, pero a lo mejor se siente un pelín observado.